Abaraxka Azkoitia Hostel

Abaraxka Azkoitia Hostel es un lugar de encuentro especial en el corazón del País Vasco, un albergue basado en la confianza, la naturalidad, tranquilidad y diversidad. Perfecto para una escapada o un evento de grupo.

Ongietorri, Bienvenid@s, Welcome, Benvinguts, Bienvenue, Willkommen… Nos gustaría daros nuestra mejor bienvenida a Abaraxka Azkoitia Hostel, un pequeño paraíso para el descanso a mitad de camino entre San Sebastián y Bilbao. Enclavado en un balcón natural sobre el pueblo de Azkoitia y el valle del Urola, rodeado de montañas y a tan solo 20 minutos por carretera de las playas de Zumaia, Abaraxka ofrece al mismo tiempo un alojamiento con encanto y un gran restaurante. Es un hermoso lugar de encuentro que cuenta con un equipo fantástico que te ofrecerá un trato especial.

Abaraxka Azkoitia Hostel está basado en la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente; es un albergue ideal para todo tipo de personas, parejas, amigos, familias y grupos que deseen tomarse un respiro en un ambiente relajado, natural y con encanto. Abaraxka (término en euskara para referirnos al panal de miel) ofrece tres posibilidades distintas de alojamiento: habitaciones con literas para 4 o 10 personas; espacios más cálidos y privados, con habitaciones dobles con baño; y una casa preciosa adosada al albergue con capacidad para 8 personas, tres habitaciones y todas las facilidades.

Disponemos, además, de un amplio salón y dos espacios abiertos para la realización de actos y eventos. También contamos con una terraza con vistas y una sala de estar, entre otros servicios como wifi y parking gratuitos, calefacción central, áreas exteriores adaptadas para niñas y niños y espacios acondicionados para personas con movilidad reducida. Las mascotas son bienvenidas.

Abaraxka Azkoitia Hostel está ubicada en el corazón del País Vasco, con las ventajas de estar cerca de todo y sin los inconvenientes de estar en medio. Tranquilidad para el descanso, y toda la diversión a mano. En coche o autobús, San Sebastián y Bilbao se encuentran a 45 minutos por carretera (Biarritz y Pamplona a poco más de una hora); Zarautz, uno de los centros del surf vasco, a 30 minutos; la ruta del Flysch, los impresionantes acantilados de la costa vasca, a 20 minutos; la cueva de Ekain, declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO, a 15 minutos; y la Basílica de Loiola y la casa natal de San Ignacio, a 3 kilómetros y a vista de pájaro desde el mismo albergue.

Pero Abaraxka es mucho más que alojamiento y comida con una relación calidad-precio increíble; el albergue y el restaurante sustentan un proyecto educativo transformador para niñas y niños de entre 2 y 12 años.